Concurso Literario "Versos para la empatía"

Primera Edición

Piel de pobre

por Anto Amsarav, 24 de junio de 2014, Concurso Literario "Versos para la empatía"

Piel de pobre

Descubre la piel de pobre
Pellejo entristecido,
Anhelo en el olvido,
Devorando lo que sobre;
Poca fe en él zozobre.
Sus manos viven gastadas,
Ilusiones devanadas.
No hay razones feroces,
Ni vengativas atroces
En sus venas coloreadas.

¿Hace falta la riqueza?
No hemos venido a quitar,
Estamos aquí para dar;
Rompamos esa vileza,
Nadie nació con grandeza.
No somos pajes ni dueños,
Viviendo en este sueño
Que llamamos realidad,
Hay solo una gran verdad
Para seres tan pequeños.

Absurdo es este mundo;
Pierdes tiempo en vanidad,
Solo falta humanidad
Para alcanzar lo fecundo,
Con el ánimo rotundo
Yo te invito a ayudar.
Tan sencillo es saludar,
Sanar lo que ha dolido,
Un abrazo agradecido
Mueve montañas sin dudar.

Sin querer quisiera

por cozo, 18 de junio de 2014, Concurso Literario "Versos para la empatía"

Quiesera explicarte esta noche
que el dolor es la alegría vestida de cobarde,
que cuando tu alma llora está llena de vida,
que es más heroe el que más batallas lleva perdidas.

Quisiera cantarte los versos más tristes,
para que bebas alegría de su dulce sangre,
quisiera cortarte las alas,
para que te crezcan más grandes.

Quisiera verte desnuda y oscura,
azotarte de vida dura,
desgarrar tu carne dormida
que la mengue y la reviva.

Quiera ser el río que te atraviesa,
a veces manso, a veces bravo por la tormenta.

Quisiera hablarte del amor a las cosas,
las grandes, las leves y las otras,
las que se incan adentro,
y las que apenas te rozan,
las amapolas atrapadas en su rojo,
las feas que hacen posible las hermosas.

Quisiera decirte que a todas las amos
que es imposible amar solo una,
como imposible es el agua sin la sed,
o el sol que no busca su luna.

Quisiera explicarte, cantarte,
hablarte y decirte.
Quisiera ser lo que te atraviesa,
la mano mansa y la tormenta.

Confesiones de un poemario

por Mapipu, 07 de junio de 2014, Concurso Literario "Versos para la empatía"


Cuéntaselo tú
como si de mí se tratara,
igual que yo lo haría
palabra tras
                 palabra.

Yo no puedo cerrar los ojos
y ver tu fondo más negro,
espejo de sentimientos.

No puedo quebrarme cual
sabor acarcomado  de                                                        
tu vida.
Sólo puedo esconderme
tras los  versos.
Poema  tras
                 poema
Tú puedes soñar y darme vida,
moldeandome con tus manos,
los  duros desgarros, esculpiendo
tus deseos .

Y aunque todo lo perdamos no
todo nos perderá.
Al pasar de los años tus
sentimientos perdurarán.
Con la inmensidad
de la primera vez.

Porque yo los guardaré
poema    
                    tras poema.
Escondidos entre aquellos
libros que con luz divina,
de estrella.      
o faro
iluminen a
ese hombre
que,
a tientas camina.

Volviendo a la vida

por Mapipu, 07 de junio de 2014, Concurso Literario "Versos para la empatía"

     Derrapa la rueda
en la gravilla…  vida
chirrido                   ruido
algarabía.


Sonidos aterrorizantes,
chillan.
Atropellan mi miedo,
mi vida.
¡Gritan!

Vueltas y vueltas
damos,
rodando casi al vuelo
las duras piedras del barranco,    
y lanzados hacia el cielo
vamos,
más allá del  duro hielo.

Afilados cristales,
que a golpes
de dura  hacha, acero frio
en mis carnes
ya fusilan.

¡Benditas ramas!
que sujetan la tragedia:
asfixia
         dolor
                 agonía.
Vida, tu vida, la mía,
madre...

Graves sirenas,
y  alarmantes luces
te devuelven a la vida.

Vueltas que vuelven
volviendo a la vida,
llantos de sangre,
madre...

Estoy contigo

por Maggeena, 23 de mayo de 2014, Concurso Literario "Versos para la empatía"

Tiene la piel muy blanca
como la arena.
Él tiene la piel blanca
y ella morena.

Tiene el fusíl manchado;
la herida abierta.
Tiene el fusíl vacío,
la boca seca.

Tiene sangre en las manos
y en la conciencia.
Ella el vestido sucio,
la piel morena.

La empatía,
es un pájaro asustado
que aguanta el miedo.
La empatía,
es ver al asesino muriendo.
Y acompañarlo.
Hasta su último momento.

Tiene la piel muy blanca,
los ojos idos.
Ella se sienta al lado:
“Estoy contigo.”

Tiene la piel muy blanca,
ojos vacíos.
Su mano, entre las morenas.
"Estás conmigo."

Añoranza

por galia, 23 de mayo de 2014, Concurso Literario "Versos para la empatía"



Te imaginé inmigrante,
y me apiadé de tu tristeza.

Te vi escondido en barca movediza
viajando  a un universo de enigma y misterio.

Partiste del infinito donde te salpicó la guerra,
a un  mundo ignoto que apañó tu angustia.

Y tu inquietud dio paso a la esperanza,
y  la nada se te convirtió en un todo.

El desarraigo te unió a otros expatriados,
y con elección, armaste una familia.

Fuiste mi antepasado que miraste un más allá
y sembraste un futuro de promesa,

y hoy la memoria me devuelve tu eco,
y la pluma escribe tu historia.

Vidas teñidas

por Pablo, 14 de mayo de 2014, Concurso Literario "Versos para la empatía"

Perdonados perdones mil amores guarda el miento,
olvidados los recuerdos fuego moja cien cenizas.
pétalos libres páginas de corta vida,
vidas de pétalos vidas libres de cortes,
vidas teñidas de mil lamentaciones.

Luces en sombras adueñan las prisas,
sombras en dueños pisan las luces,
pasos en huellas arena de pobres,
pasos de pobres huellas de arena.

Marcas de brisas párpados fúnebres,
fúnebres risas enmarcan los días,
días en años y meses en noches,
vidas teñidas de mil lamentaciones.

Ritmos a menos de menos en nada,
nada de huesos, nada de entrañas
nada de entradas entrando en la nada,
nada de exilios, nada
de nada.

Nadie es mejor que nadie.

por Pepe, 13 de mayo de 2014, Concurso Literario "Versos para la empatía"

Nadie es más que nadie
aunque no seamos iguales,
diferentes y equivalentes,
vivimos separados.
Miles pueden ser lo motivos
miles, tantos como personas.
Yo que estoy en ti
como tú en mí,
y no sé quién eres.
Somos hombres,
pero no lo compartimos
por miedo a lo desconocido.
Así que, conozcámonos
porque solo así amamos
y quemamos el odio,
ese mismo que nos encierra
y proporciona problemas,
porque la naturaleza no es perfecta
y nosotros mucho menos.
Aprender a convivir
parece tarea fácil
pero a nadie le gusta
ver problemas ajenos,
Aunque solo existir
es recompensa de todos ellos
cuando alguien nos ayuda.

En lugar del otro

por Ciomerco, 12 de mayo de 2014, Concurso Literario "Versos para la empatía"

Cuando oigo que me dicen:
"haz lo uno o haz aquello",
me quitan casi el resuello,
por mucho que lo suavicen.

Si, en mi nombre, lo bendicen
y me llega al alzacuello,
no reparo descabello
que mis adictos maticen.

Anónimos, sintonicen
mi canal, sin atropello,
sin tirarse nunca al cuello,
antes de que me hechicen.

Contrapartida predicen
mis actos, con un destello
de empatía, sin rehuello,
que al prójimo prioricen.

Y, si algunos, me maldicen,
cojamos cual contrasello
y no hagamos el camello,
con palabras que idioticen.

Sorpresas de la vida

por Jorge Vilker, 10 de mayo de 2014, Concurso Literario "Versos para la empatía"

La vida siempre nos reserva sorpresas
Y yo me sorprendi cuando encontré a ti
Por años mantenido encarcelado este sentimiento
Y ahora vienes tu la llave de la pasión
Y abre las puertas de mi corazón
Y deja renacer todos los deseos de vivir
El amor prohibido,el deseo cotenido
Los sueños apagados los sentimientos sufocados
Y aca estoy con las puertas y las ventanas del corazón y del alma
listo para darte todo que se quedó guardado y reservado
Para un momento como éste donde mi alma y mi cuerpo
precisa de tu toque, de tu aere, de tu presencia y tu mirar
Y asi decir que es solo tu que deseo amar.

Jorge Vilker

  1